Quant costa una cistella?

Al web de un dels projectes amb més força de Madrid, BAH! (Bajo el Asfalto està la Huerta!) han publicat unes reflexions molt interessants sobre el consum agroecològic. Molt recomanables!

Contando el bah!

¿Cuánto vale una bolsa de verduras?

Cuando me ha tocado contarle a alguien que es el bah!, enseguida me pasa que tiro de definiciones estándar, una definición que, aunque suene un poco ajena a la realidad de la gente, pueda ser entendida dentro de lo normal: El bah!smv, y el bah! en general es un “proyecto de producción, distribución y autoconsumo de productos agroecológicos”, hasta ahí bien. Entonces suelen surgir preguntas sobre cómo se puede comprar verdura del bah, cuánto se paga por la verdura y cuántos kilos entran, preguntas que, aunque las personas que estamos dentro sabemos que no tienen respuesta directa, son normales dentro de la lógica mercantilista de la sociedad que nos rodea y a la que pertenecemos.

¿Qué pasaría si de entrada definiésemos el bah como un proyecto creado por personas que buscamos un cambio social, romper o por lo menos cuestionar las lógicas capitalistas, y que sabemos que la única forma de hacer las cosas bien es hacerlo de manera horizontal, respetándonos? ¿Qué pasaría si utilizásemos nuestras palabras, que al fin y al cabo son las de la gente y no las del mercado? ¿La gente se asustaría? Probablemente algunas desconectarían antes de terminar de oír la definición, se aburrirían o les sonaría raro, pero otras sabrán que hablamos de algo distinto, de algo que es más lógico, sabrían que nos definimos a un nivel más cercano y más fácil de comprender. ¿Por qué no nos definimos sin utilizar términos mercantilistas? No producimos verduras, cuidamos la tierra y las plantas y aprovechamos los frutos, las raíces y las hojas de las plantas. No distribuimos la verdura, la compartimos, nos la repartimos con el orgullo de saber que es fruto del trabajo común y colectivo. No consumimos, ni auto-consumimos, nos comemos la verdura, nos alimentamos de ella como el resto de seres con los que compartimos el entorno, obtenemos su energía para poder seguir cuidando de ella y así cerramos el círculo.

¿Qué tienen que ver las verduras con el cambio social? Toda sociedad se define por las relaciones de poder existentes dentro de ella, y además de las relaciones entre las instituciones y las personas, la base real desde donde se debería construir todo, son las relaciones entre las personas, ya que si permitimos que sea al revés no somos más que elementos pasivos dentro del Sistema. En la horizontalidad y la corresponsabilidad que intentamos que sea la base de las relaciones del Bah! estamos proponiendo un cambio en las relaciones de poder que nos han enseñado, romper con la verticalidad, evitar la formación de vanguardias, relacionarnos con respeto y confianza, promover la participación activa en las decisiones y acciones que nos afectan directamente, que son formas de funcionar opuestas a lo que se espera que hagamos.

Con el tiempo ya no sabemos si proponíamos el cambio y llegamos a las verduras, o si de acercarnos al campo y a otro tipo de relación más de igual a igual con nuestro entorno, acabamos por cuestionar esa relación de poderes existente. Sea en un sentido o en el otro, la realidad del proyecto que hemos construido juntas está ahí. No se trata de decir que somos personas revolucionarias y que cambiaremos el orden establecido por comer verduras de la huerta, pero lo que está claro es que, tomando como base una forma de funcionar que se enfrenta o que crece en las grietas de la lógica del sistema, somos capaces de sacar de la tierra alimentos, de repartírnoslos y alimentarnos, y todo eso mientras intentamos que las personas que dedican su tiempo a esa tarea puedan vivir dignamente.

¿Qué supone comer lo que hay y no lo que se nos antoja? En una sociedad que nos enseña a consumir sin preguntarnos nada, romper con la lógica del consumo caprichoso es un paso importante. La falsa opulencia de los grandes supermercados, donde hay de todo en cualquier momento del año, donde todo se puede comprar a “precios baratos”, oculta una realidad que cuesta aceptar. Participar en ese mercadeo como si no fuésemos capaces ni siquiera de sospechar que no es posible que haya todo tipo de verduras durante todo el año, o que los “precios competitivos” a los que compramos las verduras son consecuencia de que quien las ha cultivado es explotado, es para lo que nos educan. Pero la realidad es amplia y compleja, de entrada solo vemos lo que siempre hemos tenido delante, pero si observamos con calma empezamos a entender.

En la continua construcción del proyecto hemos pasado por distintas fases, crecimiento, desencuentros, reencuentros, encrucijadas, y bastante a menudo la sensación de que esto no es fácil, que lo fácil es lo otro, pero seguimos adelante porque sabemos que de cada situación complicada aprendemos, y cuanto mejor formadas estemos mayor capacidad de cambiar las cosas tendremos. En este proceso vamos aprendiendo lo que es el bien común, a funcionar colectivamente, a compartir y asumir responsabilidades dentro de estructuras horizontales, a vivir con la alegría y la dignidad que proporciona saber que, aunque el sistema tiende a guiarnos individualmente por unos caminos muy determinados, desde lo colectivo hemos podido abrir otros caminos.

Si olvidamos esto y caemos en hacer una valoración mercantil que compare el trabajo que supone mantener funcionando un proyecto como el bah!, con el tamaño de la bolsa de verduras que nos llevamos a casa para comer, el resultado puede decepcionar. Pero ¿qué pasa si cada vez que recogemos nuestra bolsa la vemos como un pequeño paso más hacia un cambio social que llegará porque cada día que seguimos avanzamos? ¿Qué pasa si cada semana más que comemos nuestra propia verdura la contamos como un momento más de resistencia y de lucha que le arrebatamos al sistema?

Seguimos…

Diego

Advertisements

One thought on “Quant costa una cistella?

  1. Retroenllaç: Quant costa una cistella? | La Repera | Associació Salut i Agroecologia (ASiA)

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s